En 2022, el Comité Nacional Republicano (CNR) se embarcó en un esfuerzo para aumentar la participación de los votantes de color en comunidades donde el Partido Republicano ha tenido tradicionalmente un menor apoyo. Una parte central de esta iniciativa fue la inversión en centros comunitarios en todo el país.