El cierre de sesión legislativa del 2024 en Connecticut concluyó sin la aprobación de varios proyectos de ley claves para el cambio climático.